La vida no consiste en esperar a que pase la tormenta, sino en aprender a bailar bajo la lluvia

Eso es lo que hicimos el pasado 40 de mayo en el Parque del Mediodía, bailar bajo la lluvia; compartir; disfrutar; montar  en bici (en bicicletitas mejor dicho);  andar  en zancos; hacer malabares; cantar; dormir la siesta (algunos), comer… no en ese orden precisamente. En definitiva, celebrar que nos quitamos el sayo, aunque hayamos tenido que llevar chubasqueros.

Y es que cuando Estarivel se pone, lo consigue: un estupendo festival que solo lleva dos años -pero que seguro que ya es tradición-, en el que hubo de todo,  sobre todo buen ambiente, música, mucha música, risas, juegos y niños, sí también muchos niños.

¿Cómo puede Estarivel haber reunido tal cantidad de colaboradores? Simplemente, organizando una fiesta alternativa,popular, autogestionada y dedicada a todos los públicos.

Aquí os dejamos una pequeña galería de fotos de lo que fue el 40 de mayo. Deseando repetir.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *